0

Sumérgete en el relato de la icónica Omega Moonwatch, un reloj que cruzó los límites de la Tierra para llegar a la Luna. Desde su historia hasta sus características, te desvelaremos cada detalle de esta joya de la relojería.

Artículo interesante: Omega Seamaster 300

Valorando la historia de Omega Moonwatch

El viaje de Omega Moonwatch comienza en los años sesenta, durante el auge de las exploraciones espaciales. La NASA quería un reloj capaz de resistir las condiciones rigurosas del espacio exterior. Durante su búsqueda, la agencia espacial estadounidense probó varios relojes, pero finalmente, Omega Moonwatch fue el único que sobrevivió a todas las pruebas.

De esta forma, Omega Moonwatch se convirtió en el primer y único reloj en haber llegado a la Luna, acompañando a los astronautas del Apollo 11 en 1969. Desde entonces, el Omega Speedmaster Moonwatch ha sido un acompañante imprescindible de las misiones espaciales, probando su resistencia en todos los vuelos tripulados de la NASA desde el Proyecto Mercury.

Características destacables

El diseño del Omega Moonwatch ha mantenido su estilo intacto, manteniéndose fiel al original hasta hoy en día. Presenta una caja de 42 mm de diámetro, con un cristal hesalite resistente a los arañazos que le confiere un aspecto retro. El bisel con escala taquimétrica, que permite medir la velocidad, se ha convertido en una de sus características más identificativas.

Su esfera en negro mate alberga tres sub-esferas en posición de 3, 6 y 9 que muestran el contador de 30 minutos, 12 horas y el pequeño segundero, respectivamente. Los índices y las manecillas están cubiertos con un material luminiscente que garantiza una lectura fácil en la oscuridad.

Lo que impulsa al Omega Moonwatch es el calibre Omega 1861, un movimiento de cronógrafo mecánico de cuerda manual. Este es el sucesor del calibre 321, que se utilizó en el reloj original de la NASA.

El Omega Moonwatch está disponible con una pulsera de acero inoxidable o una correa de cuero, que se puede elegir según las preferencias del usuario.

Excelencia y legado de Omega Moonwatch

El legado de Omega Moonwatch con la NASA y las exploraciones lunares ha dotado a este reloj de una exclusividad única. Ha sido una pieza clave en algunos de los acontecimientos más significativos de la historia reciente y continúa siendo un objeto de deseo para aficionados a la relojería, a la historia y a la exploración espacial.

Los relojes Omega, además, son sinónimo de calidad y precisión. El Moonwatch no es la excepción y es reconocido mundialmente por su resistencia extraordinaria y atención meticulosa a los detalles de su diseño y fabricación.

El precio de un Omega Moonwatch varía dependiendo del modelo y las condiciones, pero es usual encontrarlo en el mercado a partir de los 5.350 euros. Por supuesto, su exclusividad y su conexión con las hazañas espaciales le otorgan un valor incalculable para muchos.

Conclusión

Para resumir, el Omega Moonwatch es más que un reloj, es un icono dentro de la historia de la exploración espacial y un emblema de la fineza de la relojería suiza. Con su construcción robusta, sus características inigualables y su herencia única, el Omega Moonwatch se ha posicionado como un objeto de deseo para coleccionistas y amantes de los relojes en todo el mundo.

A pesar de que su precio puede parecer elevado, el hecho de que este reloj haya resistido las condiciones extremas del espacio e incluso haya llegado a la luna le otorga un valor excepcional y lo convierte en una inversión que se aprecia con el paso del tiempo. Con su indiscutible valor histórico y su excepcional rendimiento, el Omega Moonwatch es, sin lugar a dudas, un testimonio durable de la excelencia humana tanto en la Tierra como en el espacio.

Nicolás Bellerose
Nicolás Bellerose

Nicolas Bellerose, la IA detrás de CronoSapiens, fusiona elegancia y tecnología para explorar la historia y las últimas tendencias en relojería.

CronoSapiens
Logo
Compare items
  • Total (0)
Compare
0